Saltar al contenido

Toldos para terrazas

Los toldos para terrazas son de gran utilidad para protegernos del sol del verano y de la lluvia. Además, evitan la decoloración del mobiliario exterior e interior.

Existen variedad de toldos para terrazas y balcones, dependiendo de las características de este espacio te será más útil un diseño u otro.

Por otra parte, los toldos tienen una estética agradable que hacen lucir muy bien tu terraza o balcón. Sigue leyendo y os contamos todo lo que debes saber para elegir tu toldo para terrazas.

Tipos de toldos para terrazas

  • Toldo extensible:

Este toldo por excelencia se usa para terrazas grandes. Son conocidos también como brazos invisibles, ocultos o articulados.

Los toldos extensibles son muy comunes, ya que tienen una estética interesante que queda muy bien en exteriores, pero además su exquisito diseño y posibilidades de anclaje facilitan la creación de espacios agradable donde pasar las tardes de verano protegidos del sol.

Por otra parte, estos toldos tienen un amplio margen para regular la inclinación, lo que posibilita adaptarlo a las necesidades del momento y al clima.

Estos toldos pueden ser instalados con cofre y sin cofre. Además, según las dimensiones que deben cubrir tienen las variantes del toldo clásico y monoblock.

  • Toldo monoblock:

Este es un toldo extensible pero adecuado a terrazas de grandes dimensiones, usado principalmente en la hostelería. El sistema monoblock garantiza más robustez y capacidad de anclaje, utilizando habitualmente solo dos juegos de brazos, por lo cual no requiere más dimensiones para su fijación.

Tiene más refuerzos, esto supone que los puntos de anclaje no se ubican solo en los extremos, sino que pueden tener 4 u 8 puntos más, dependiendo de sus medidas.

El tipo de toldo monoblock se recomienda cuando debe cubrir más de 15m2 o cuando se requiere de más de dos anclajes para instalarlo de forma segura.

  • Toldo cofre:

Estos son toldos de brazos extensibles que tienen un sistema de retracción hermético, es decir, cuando está cerrado los brazos y la tela quedan protegidos del sol, la lluvia y el polvo, lo que garantiza máxima durabilidad, evitando su decoloración y daño, así como una estética discreta y más elegante.

  • Toldo con semicofre:

Dispone de un sistema que cuando esta recogido protege la estructura y la tela, pero deja fuera los brazos y el faldón final. Este tipo de toldo puede ser manual o mecanizado.

  • Toldo sin cofre:

Tiene un sistema de manivela que enrolla la tela, pero la deja al aire libre.

  • Toldo marquesina:

Los toldos marquesina son ideales para terrazas o balcones pequeños, ya que se instalan en la parte exterior quedando como una extensión del techo que protege del sol.

Los diseños de toldos de marquesinas son muy estéticos y puedes encontrarlos en variedad de telas y colores, para combinarlos con los muebles de la terraza y lograr un ambiente confortable.

Estos toldos pueden encontrarse fijos y retráctiles.

  • Toldos fijos:

Estos están soldados a un marco y quedan fijos a una pared. No pueden moverse, pero son duraderos e ideales para ventanas y puertas.

  • Toldos retráctiles:

Estos también se adhieren a una pared de tu hogar, pero pueden extenderse o retraerse con controles motorizados o manuales a través de una manivela.

De este modo, el diseño te permite retraer el toldo cuando quieras disfrutar una tarde del sol del verano, y extenderlo cuando lo desees.

Los toldos retráctiles pueden tener tres características de interés:

  1. Motorización: a través de un control remoto o un interruptor, los toldos retráctiles motorizados, pueden extender y retraer la tela para regular la luz que dejan pasar al interior.
  2. Sensores de viento, lluvia y sol: estos sensores permiten que dependiendo del clima el toldo se extienda o retraiga automáticamente.
  3. Cubiertas de protección: es un accesorio de gran utilizadad para los toldos que son instalados en el techo, ya que suele proteger las primeras ocho pulgadas de la tela, conservando su durabilidad y apariencia.

Toldo corredero:

Estos se instalan en las pérgolas, las cuales pueden ser de distintos materiales, y encima tienen una lona. Es posible incluir cortinas en las laterales de las pérgolas.

Las pérgolas de madera ofrecen una estética rustica y natural.

Las pérgolas metálicas suelen ser de hierro o aluminio, ofrecen una imagen moderna y dispones de variedad de colores. Estás pueden traer sistemas manuales o motorizados.

Los toldos correderos pueden ser plegables o enrollables.

  • Toldo vertical:

Es un modelo de toldo para laterales de terraza tipo estor. El toldo baja por dos guías de aluminio en forma vertical.

Su diseño y funcionamiento versátil permite que sea muy discreto y ocupe poco espacio.

  • Toldo veranda:

Es un toldo hecho a medida para cerramientos de terraza. Es de tipo cofre y su funcionamiento es motorizado, se instala en los perfiles metálicos del acristalamiento.

  • Toldo de punto recto:

Se usa para ventanas y balcones. Este tipo de toldo posee dos brazos laterales que posibilitan guardar la inclinación respecto a la ventana.

Tanto si buscas un toldo para cubrir un amplio espacio en exteriores, como si quieres toldos más discretos para cerramientos de terrazas o balcones, tenemos el diseño adecuado para ti.

Elaboramos a medida el toldo que necesitas.

¿Por qué comprar un toldo para terraza en Tecnovent?

Somos especialistas en la fabricación de toldos:

  • Elaboramos toldos a medida para lograr la integración con el espacio disponible en su terraza.
  • Ofrecemos gran capacidad de personalización de su toldo, desde tejidos, colores, diseños y sistemas.
  • Disponemos de una amplia gama de tejidos para que elija el que se ajusta a sus requerimientos y preferencias.
  • Seleccionamos materiales y sistemas de primera calidad.
  • Puedes elegir sistemas motorizables para facilitar el uso diario de su toldo.

Echa un vistazo nuestra amplia variedad de toldos para terrazas y selecciona el que te conviene.

Si quieres más información o solicitar un presupuesto comunícate con nosotros:

×